Omega-3 de origen marino ayuda a reducir el colesterol

2012-05-05 14:02:13

Buenos Aires.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) refirió, a través de sus más recientes informes, que el consumo de pescado es una excelente opción para ayudar a disminuir la incidencia de infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares, entre otros eventos, debido a que contribuyen a evitar la formación de coágulos sanguíneos.

En cuanto a la periodicidad, los especialistas recomiendan ingerir pescado dos veces por semana, o bien sustituir este tipo de alimento por suplementos de aceite de pescado.

Esta medida, concretamente, ayuda a normalizar los valores de colesterol y triglicéridos, lo que se traduce en un menor riesgo cardiovascular.

"Si bien existen pescados que tienen un mayor contenido de omega-3 que otros, lo cierto es que por lo general los médicos recomendamos a la población consumir pescado entre 2 y 4 veces por semana. Esto, en cierta medida, representa una vuelta al pasado, dado que muchos de nuestros abuelos o bisabuelos venían en barcos desde Europa y por ende adherían a una dieta mediterránea, que sin lugar a dudas es mucho más sana que la que nosotros tenemos actualmente", sostuvo al ser entrevistado por PRO-SALUD News el doctor Ricardo Iglesias, médico cardiólogo, ex-presidente de la Fundación Cardiológica Argentina y director académico del Sanatorio de la Trinidad Mitre.

"Los beneficios que brinda el consumo de omega-3 marino fueron comprobados gracias a diversos estudios realizados tanto en población sana como en cardíacos. El aspecto positivo es que no sólo mejora la salud de las arterias coronarias, sino también de las carótidas y de las venas que irrigan los miembros inferiores y superiores", agregó el doctor Iglesias.

"El principal beneficio tiene que ver con la disminución de los triglicéridos, una sustancia menos conocida pero igual de dañina que el colesterol; aunque por supuesto en este punto también resulta sumamente positivo consumir pescado o sustitutos de aceite de pescado: gracias a este tipo de alimentos se incrementa el nivel de colesterol bueno o HDL, mientras que -aunque sea en menor medida- disminuye el malo o LDL", especificó el especialista.

Las enfermedades cardiovasculares representan la principal causa de muerte en el mundo, dado que casi dos tercios de las personas que sufren un infarto de miocardio mueren antes de recibir atención médica.

"Por otro lado, aún recibiendo el tratamiento adecuado, el 60 por ciento de quienes sufren un accidente cerebrovascular muere o queda discapacitado; razón por la cual todo lo que se pueda hacer para prevenir un evento es fundamental. Este concepto tiene vigencia para los pacientes cardíacos pero también para las personas aparentemente sanas", postuló el doctor Ricardo Iglesias.

No obstante, vale aclarar que el consumo de omega-3 marino debe complementarse con una alimentación saludable, la realización de actividad física y la cesación tabáquica.

 

¿Qué son los omega-3?

Los omega-3 son grasas que a diferencia de las saturadas y las trans, son beneficiosas para la salud, dado que resultan imprescindibles para el normal crecimiento, desarrollo y óptima función del cerebro, corazón y otros sistemas.

Son ácidos grasos esenciales, es decir que no pueden ser sintetizados por el organismo. Justamente por eso deben ser incorporados por la alimentación o mediante suplementos.

La mayor concentración de omega-3 se encuentra en el aceite de pescado (sardinas, salmón, atún, caballa, trucha y otros).

La ingesta debe complementarse con otras pautas de alimentación que incluyen evitar los alimentos con alto contenido de grasa saturada (en general, los de origen animal) y su sustitución por aquellos que no la contienen (verdura, fruta, pescado, carnes magras, pollo sin piel, etc.).

Además los especialistas recomiendan optar por lácteos descremados, incorporar cereales y legumbres, y evitar los fritos, los embutidos y las grasas saturadas y trans.

 

 

Prosalud News

 
Todos los derechos reservados ®Salud Crónica
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS