Viernes 18 de Abril, 2014
 
 

Cirugía bariátrica: Opción para casos extremos



Mi problema se presentó cuando tenía ocho años de edad”, cuenta Claudia Sánchez (*), una joven que padeció durante años obesidad mórbida. “Desde pequeña fui consumidora de comida chatarra. Con los años mi exceso de peso fue en ascenso y me convertí en la burla de mis compañeros de escuela, familiares y vecinos. Intenté con muchas dietas, pero ninguna resultó, no soportaba la comida sana. Cuando cumplí 25 años, a mi estado de ánimo, siempre depresivo, se le sumaron problemas de salud: tenía la presión muy alta, gastritis y mi circulación era pésima”, asegura Claudia.

“El médico familiar le sugirió a mi madre que me llevara con un especialista en cirugía bariátrica. Mi caso era extremo y mi vida corría peligro”, comenta la joven.

Después de los estudios de rigor, Claudia se sometió a una intervención para colocarse una banda gástrica. “En un año bajé más de 30 kilos -cuenta-, claro, tuve que cambiar mis hábitos alimenticios. Las grasas, chatarras, refrescos y postres fueron sustituidas por frutas, verduras, carne, pescado y pollo, eso sí, en pocas cantidades y varias veces al día, para evitar el problema de regurgitación, que se presenta cuando, con todo y banda, se come demasiado. También empecé a hacer ejercicio”.

 (*) Se cambiaron los nombres  de las personas para proteger  su intimidad.

 

Medidas extremas

La obesidad es una condición peligrosa y uno de los problemas de salud más  importante en el mundo. En México se estima que existen 10 millones de  personas severamente obesas. De ahí la importancia de educar a la población para que adopte un estilo de vida saludable.

“Cuando el peso alcanzado es excesivo, dice el doctor Octavio Rojas especialista en Cirugía Laparoscópica Avanzada y Gastroenterología, en muchos casos estas medidas no son suficientes. En el caso de la obesidad mórbida, enfermedad que debe ser tratada tan seriamente como cualquier otro padecimiento médico, la incidencia de la falla con dietas, medicamentos y ejercicios, es más del 95%, de ahí que la cirugía sea un recurso para quienes no han podido perder peso por los medios habituales”.

 

¿Qué tipo de cirugía se  recomienda?

-Depende de cada caso, pero hay diversas técnicas: la banda gástrica, globo intra-gástrico, derivación o by pass gástrico, entre otras.

Es muy importante recalcar que una cirugía bariátrica no es, de ninguna manera, una cirugía cosmética.

El riesgo de las operaciones para la obesidad se debe entender en el contexto de que la obesidad severa es una enfermedad crónica,  progresiva y amenazadora de la vida, concluye el especialista.

 

Liposucción, sólo para  modelar el cuerpo

Erróneamente se ha pensado que la liposucción es una cirugía bariátrica más para eliminar el exceso de kilos, la doctora Silvia Espinoza, jefa del Departamento de Cirugía Plástica del Hospital General de México, dice al respecto:

“La liposucción es un procedimiento que se utiliza para dar forma o modelar el cuerpo, por lo que está encaminado al paciente en un rango de peso normal, es decir, con un índice de masa corporal menor a 26%”.

 

¿En qué casos está contraindicada la liposucción?

“Debido al riesgo que conlleva, la Ley en la Norma Oficial Mexicana para la Atención de la Obesidad la contraindica para bajar de peso en personas obesas, con anemia o enfermedades crónicas descontroladas. Así por ejemplo, en el Hospital General de México si una persona con sobrepeso u obesidad solicita este procedimiento se le atiende primero en el departamento de Dietología, con el fin da adelgazarla.

La liposucción o lipoaspiración consiste en la extracción de grasa por medio de una cánula y un aspirador, quitando, de esta manera, los depósitos grasos que están en los flancos, chaparreras, cintura y abdomen.

 “Por ello, quien se realiza una cirugía de este tipo debe cuidar siempre de mantener su peso adecuado”, finaliza la doctora Espinoza.

 

LAS TÉCNICAS, UNA POR UNA

Banda gástrica

La banda gástrica laparoscópica es un método moderno y está comprobada  su seguridad y efectividad como método de reducción de peso.  La banda, colocada alrededor del estomago, disminuye su tamaño funcional y vaciamiento lo que obliga al paciente a ingerir menos alimentos.

 

Globo  intra-gástrico

A los pacientes que tengan menos del 40% de sobre peso, se les recomienda el balón intra-gástrico, el cual se coloca por endoscopía, en forma ambulatoria, con mínimos riesgos y buenos resultados.

La mayor limitante es que sólo puede permanecer por 6 meses en el estómago.

 

Derivación o “by pass” gástrico

Este procedimiento quirúrgico bariátrico contribuye para el control definitivo de la obesidad. En la actualidad ha ganado popularidad, por su efectividad y abordaje mini-invasivo.  Sus indicaciones se limitan a aquellos obesos que tienen un índice de masa corporal superior a 40% y que no han logrado adelgazar por otros métodos; quienes por su sobrepeso, ya presentan otras enfermedades como afecciones osteoarticulares, cardiovasculares, respiratorias, endocrinas, vesiculares, psicológicas, etcétera.

La técnica quirúrgica consiste en realizar una pequeña bolsa en el estómago y comunicarla con el intestino delgado (yeyuno), lográndose esto con el empleo de engrapadoras especiales y efectuando la derivación en “Y” con el intestino.

 


  





Boletín Electrónico
* Email:
* Código:
 

ESE COMUNICACION
Contáctanos

Teléfono: +52 55 43 30 59
Email: info@saludcronica.com

Formulario de Contacto Web »