Sábado 26 de Julio, 2014
 
 

Estrabismo, enfermedad que no permite ver de frente



El estrabismo o desviación de los globos oculares, es una enfermedad binocular, es decir, que involucra los dos ojos y puede ser originada por diversas causas, entre otras, por un problema neurológico (estrabismo esencial), congénito y la pérdida de la visión en un ojo debido a un traumatismo.

Se conocen varios tipos de estrabismo: cuando los ojos se desvían en forma horizontal hacia adentro (convergente), cuando se desvían hacia afuera (divergente), cuando uno se desplaza hacia arriba y el otro hacia abajo (hipertropia). También es posible que se presenten combinaciones horizontales y verticales.

 

¿Se puede detectar el estrabismo en recién nacidos? El médico oftalmólogo Julio Santos, responde:

“Como lo mejor es la prevención, todo recién nacido tiene que ser revisado por un médico. Estos reconocimientos se deben hacer por lo menos una vez al año hasta la adolescencia, así no haya ninguna causa aparente de estrabismo”.

Hay diversas formas de tratar el estrabismo: la corrección óptica con lentes, oclusiones con parches, cristales especiales y ejercicios musculares, todas encaminadas a recuperar la visión del ojo vago y a mejorar la acción de los músculos de los ojos. “Es importante recalcar que el tratamiento de esta enfermedad debe ser precoz para evitar el ojo perezoso u ojo vago (ambliopía) porque después de los seis años de edad es más difícil la recuperación”, dice el especialista.

 

LA CONVENIENCIA  DE LA CIRUGÍA

El oftalmólogo Julio Santos asegura que cuando el tratamiento médico no es suficiente y los ojos siguen desviados se debe recurrir a la cirugía y también existe la alternativa de la toxina botulínica. “La cirugía de estrabismo para niños y adultos, conocida como cirugía del músculo ocular, es un procedimiento quirúrgico cuyo objetivo es permitir que los músculos del ojo estén en la posición apropiada para ayudarlos a que se muevan de forma correcta”.

Por lo regular la cirugía de reparación de los músculos oculares se practica en niños, pero los adultos con problema de estrabismo, también pueden someterse a ella.

La operación para corregir el estrabismo es segura y frecuente. El oftalmólogo se limita a cambiar la posición o la longitud de un músculo del ojo. Este pequeño cambio puede colocar el ojo en su alineación correcta. Los dos métodos más comunes empleados en esta cirugía son: la recesión, en la cual se desplaza un músculo a una nueva posición en el ojo y la resección, en la que se le quita una sección a un músculo del ojo.

“Como sucede con cualquier operación, la cirugía para corregir el estrabismo tiene algunos riesgos que incluyen que los ojos no queden perfectamente alineados, por lo cual algunos niños y adultos, necesitan volver a operarse para ajustar este defecto. También puede haber sangrado dentro del ojo o en sus alrededores o incluso infección. En cualquiera de los casos la persona encargada del paciente se debe comunicar de inmediato con su cirujano oftalmólogo”.

 

TOXINA BOTULÍNICA

Famosa por sus cualidades estéticas, la aplicación de la toxina botulínica en pacientes con estrabismo consigue los mismos efectos que la cirugía, pero con menos riesgo.

El objetivo de este tratamiento es producir debilidad en los músculos oculares, logrando de esa manera corregir la desviación de los ojos.

 


  





Boletín Electrónico
* Email:
* Código:
 

ESE COMUNICACION
Contáctanos

Teléfono: +52 55 43 30 59
Email: info@saludcronica.com

Formulario de Contacto Web »