Viernes 25 de Julio, 2014
 
 

El busto femenino cambia después del embarazo y lactancia



Según la Lourdes Ortega Caudillo, Cirujano Plástico y miembro de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, A. C., la región los senos de la mujer después del embarazo y la lactancia, se transforma porque existen cambios hormonales que así lo determinan; mismos que traen consigo pérdida en la autoestima de la paciente, inseguridad con la pareja y en casos más severos incrementan los síntomas de la llamada depresión post parto.

El busto, como se le conoce popularmente, es un término que se refiere a la parte de la silueta femenina que está formada por la glándula mamaria y que es parte muy importante del contorno corporal, donde su función principal es la lactancia, pero es destacable también su connotación como punto erógeno para la sexualidad femenina.

Dentro de estos cambios se puede afirmar que el principal es llamado hipotrofia o atrofia glandular, que consiste en pérdida de tejido graso que conlleva a una falta de “llenado” sobre todo del polo superior de la mama (al nivel del escote), haciéndolo notorio para el contorno de las mamas y dando una apariencia de forma irregular y poco estética.

Otro de los factores importantes que interviene en la transformación de esta zona, es el aumento de peso y de la glándula mamaria por el embarazo. Es decir, después de un estiramiento de la piel secundario a la lactancia, además de la ruptura de fibras de colágeno y elastina (que forman estrías), favorece una menor retracción de la piel y por consiguiente un  descenso glandular por exceso de piel y ruptura de ligamentos (ptosis mamaria).

Afortunadamente, la cirugía plástica  moderna ofrece mejorar la apariencia de esta zona de forma quirúrgica mediante la mamoplastía de aumento o a través de la mastopexia (levantar y acomodar el busto caído) con o sin  implantes. Más recientemente se ha comenzado a trabajar con la utilización de la grasa autologa, es decir una lipoinyección mamaria).

La doctora recomienda este tipo de procedimientos porque la mayoría de las mujeres durante esta etapa cursan entre los 25 y 40 años, son jóvenes o jóvenes maduras, a las que aun les  queda una vida por delante, donde el contorno corporal puede ser importante para su autoestima y su relación de pareja.

Es importante aclarar que ninguno de estos procedimientos es preventivo de alguna enfermedad mamaria, pero tampoco se ha demostrado que tenga alguna relación con la aparición de enfermedades mamaria, específicamente en lo que se refiere al cáncer.

 



Notas Relacionadas:
05-05-2012 10:32  Embarazo y los beneficios de beber más agua
09-04-2012 13:03  ¿Por qué se hinchan los pies en el embarazo?
31-01-2012 12:36  Reduce lactancia materna riesgo cardiovascular

  





Boletín Electrónico
* Email:
* Código:
 

ESE COMUNICACION
Contáctanos

Teléfono: +52 55 43 30 59
Email: info@saludcronica.com

Formulario de Contacto Web »