Sábado 27 de Agosto, 2016
Redacción 2012-11-16
Últimos descubrimientos

REPORTAJES

Un estudio presentado durante la reunión anual del Colegio Americano de Gastroenterología, reportó que las estatinas (fármacos que reducen el colesterol), podrían disminuir el riesgo de padecer cáncer de esófago, especialmente en los pacientes con esófago de Barrett.

El esófago de Barrett es una complicación de la enfermedad de reflujo gastroesofágico que aumenta el riesgo de adenocarcinoma, el tipo más común de cáncer de esófago. Éste inclusive, es una afección precancerosa en la que el ácido estomacal daña el revestimiento del esófago o conducto que transporta la comida desde la garganta hasta el estómago.

 El adenocarcinoma aumenta en Estados Unidos, aunque todavía es raro. De alrededor de 16 000 casos de cáncer de esófago diagnosticados anualmente, más del 60% corresponde a éste. Solamente uno de cada cinco pacientes que lo tienen sobrevive al diagnóstico después de cinco años.